1. Asesoría Millán
  2. »
  3. Servicios
  4. »
  5. Servicio especial Emprendedores

SERVICIO ESPECIAL EMPRENDEDORES

Con este servicio ponemos en marcha un plan comenzado por la Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, para acomodar y ajustar todas las herramientas que dicha norma pone en vigor. De entre todas las ventajas que ofrece esta ley, adecuamos su alta de autónomo a la mayor bonificación y/o reducción de cuotas que proceda. Por otro lado, aplicamos la nueva normativa referente a la prevención de riesgos laborales e informamos sobre el asesoramiento técnico a las empresas de hasta 25 trabajadores por parte del ministerio en materia de seguridad y salud en el trabajo. Como última simplificación de cargas administrativas se va poniendo en marcha el LIBRO de VISITAS ELECTRÓNICO de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En el ámbito fiscal, aplicamos las novedades del I.R.P.F. y del Impuesto sobre Sociedades, en concreto, establecimiento de un tipo reducido de gravamen del 15% para los primeros 300.000 euros de base imponible y del 20% a partir de ese importe.

A la hora de llevar a cabo la creación de tu empresa, la ajustamos a las nuevas figuras surgidas a partir de esta ley:

  • Creación del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (E.R.L.).
  • Creación de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva.
  • EXTRANJEROS

Para los extranjeros que vayan a emprender en nuestro territorio existen medidas de Promoción de la internacionalización:

  • Visado de residencia para inversores, facilitando permisos de residencia a extranjeros que realicen ciertas inversiones en España como adquisiciones inmobiliarias de más de 500.000 euros o, 2 millones en deuda pública o, un millón de euros en acciones o participaciones sociales de empresas españolas o, en depósitos bancarios.
  • AGILIZACIONES Y FACILIDADES
  • Establecimiento de Puntos de Atención al Emprendedor (P.A.E.) y del Centro de Información y Red de Creación de Empresa (C.I.R.C.E.) para tramitación de solicitudes telemáticas y del Documento Único Electrónico (D.U.E.).
  • Menores cargas burocráticas.
  • Mayores facilidades para contratar con el sector público.