fbpx

Con el fin de facilitar y potenciar el acceso de las personas desempleadas a los Servicios Públicos de Empleo, una de las iniciativas del Acuerdo de propuestas fue un programa de activación para el empleo destinado a desempleados de larga duración con cargas familiares.

De esta forma, se prorroga por un año más el Programa de Activación para el Empleo (PAE) y se amplían sus beneficiarios. A partir del 29 de abril de 2017 pueden acceder a este programa​ quienes hayan agotado una prestación contributiva o un subsidio por desempleo, y además, se reduce a un mes el plazo de espera para solicitar esta ​ayuda.​  

 

CÓMO ES EL PROGRAMA

El programa en concreto ofrece contenidos específicos de orientación, formación, recualificación y reconocimiento de la experiencia de trabajo que intenta contribuir a facilitar la reinserción laboral de estos desempleados.

La realidad es que la economía española lleva tres años de crecimiento del PIB y, en este periodo, se han creado casi un millón y medio de empleos. Pese a ello, casi cuatro millones de personas siguen inscritas como desempleadas.

La evaluación del programa de activación para el empleo pone de manifiesto que hasta el 31 de enero de 2017 han sido atendidos 217.721 solicitantes; de los cuales 140.139 han accedido a la ayuda económica, y el 88 % de los que han percibido la prestación y la han compatibilizado con el empleo, han mantenido el trabajo tras finalizar el programa. Además, uno de cada tres beneficiarios ha obtenido una colocación en los doce meses siguientes a su incorporación al programa.

Por todo ello, ante la finalización del plazo para acceder al programa de activación para el empleo fijada el 15 de abril de 2017, tanto el Gobierno como los participantes sociales coinciden en la necesidad de mantener los instrumentos existentes para la activación de los desempleados de larga duración con cargas familiares y, en consecuencia, en la necesidad de prorrogar este programa durante un año.

 

SE INCLUYEN ALGUNAS MODIFICACIONES

– Se permite el acceso al mismo a cualquier desempleado que haya agotado cualquier prestación por desempleo

– Se reduce el plazo de espera para solicitarlo, desde que se ha agotado cualquier prestación, y pasa a ser de seis meses a un mes

– Se reduce el plazo de inscripción como demandante de empleo de 360 días a 270 días

 

Categorías: Noticias